sábado, 13 de agosto de 2011

CICLOS


Ciclos habla de la importancia de mirar en nuestro interior, de revisar de dónde venimos, en qué estamos y hacia dónde vamos. Es una reflexión sobre el sentido de nuestra vida, de lo que queremos lograr en ella, de lo que dejaremos aquí y de lo que encontraremos más allá…

Uno de los mayores miedos del ser humano es la muerte, tanto es así que evita hablar de ella. Pero no es la pérdida de un ser querido lo que más teme, aunque también, sino la suya propia. El sufrimiento que se experimenta por la muerte de alguien cercano puede llegar a ser hasta cierto punto “egoísta”, pero el temor a la propia muerte es el miedo a lo desconocido. El cuerpo se pudre, vuelve a sus cimientos, se reúne con la madre tierra, pero ¿qué pasa con eso que llamamos esencia, espíritu, energía…?

No sabemos qué nos espera, aunque podamos intuirlo según nuestras creencias. ¿Sería diferente nuestra forma de vivir si conociésemos nuestro destino más allá de la vida? Seguro que sí, pero la verdad es que ni siquiera podemos asegurar cuando ha comenzado realmente nuestra existencia…

Hace un tiempo vi una película llamada Baraka, dirigida por Ron Fricke. Entre tanta belleza visual me llamaron la atención unas bailarinas japonesas que, a través de su cuerpo y de una gran riqueza gestual, trataban de expresar lo más íntimo de su ser. Esa puesta en escena me parecía coherente con lo que yo quería mostrar en este proyecto, por lo que empecé a indagar hasta que di con el tipo de expresión artística al que correspondía… La danza Butoh, una danza que nace como expresión del dolor colectivo por la bomba de Hiroshima, despliega una poética que se caracteriza por ser portadora de una profunda filosofía de vida, en la que el alma habla a través del cuerpo y nos muestra que hay algo más allá de la simple vida cotidiana, siendo sus temas principales el círculo de la vida y de la muerte.

¿Cómo puede ser la muerte el final de algo que no tiene principio?

Serie realizada en marzo de 2011
Modelo: Francis Donoso