viernes, 11 de abril de 2014

Imágenes HDR

Casa de Campo, Madrid. 3 fotografías

El “Rango dinámico” mide el conjunto de tonos desde los más oscuros a los más claros y determina la capacidad de la cámara de captar detalle en toda la escena. Se mide en pasos o valores de exposición (EV) y mientras mayor sea, mejor calidad tendrá la imagen. El rango dinámico está estrechamente relacionado con el tamaño de un fotodiodo, cuanto mayor sea este, más fotones captará el sensor y mayor será su rango dinámico. Las fotografías HDR o High Dynamic Range son imágenes con alto rango dinámico, es decir, aquellas en las que podemos apreciar gran detalle tanto en la zona de las luces como en la de las sombras.




Piedralaves, Ávila. 5 fotografías

En fotografía digital, debido a la forma de las celdas -una especie de cubo diminuto ocupado en su mayor parte por un fotodiodo- que componen el sensor, es muy fácil que estas se queden vacías, que no les llegue la luz por lo que no hay carga eléctrica empastando zonas de la imagen; por otro lado, también también es muy fácil que llegue demasiada luz, por la cual el cubo -celda- rebose dando como resultado el blanco puro. Esto nos sugiere que los sensores digitales responden a la luz de una manera lineal por lo que capturar una escena con una gama dinámica relativamente amplia se hace complicado y esta complicación aumenta mientras mayor sea el contraste que hay en la escena.



Casa de Campo, Madrid. 3 fotografías

En una escena real el rango dinámico es muy elevado, incluso más de los que nuestros ojos pueden apreciar. Aún así nuestro sentido de la vista puede adaptarse a la situación y apreciar la escena correctamente pudiendo observar gran detalle tanto en la luz como en la sombra. Por los motivos mencionados más arriba, nuestra cámara digital es incapaz de obtener esta información por lo cual, en situaciones de alto contraste, nos veremos obligados o bien a exponer para las altas luces para conseguir detalle en esta zona empastando la zona de las sombras, o bien exponer para las sombras lo que nos hará perder detalle en las luces que aparecerán quemadas.

Arenas de Cabrales, Asturias. 3 fotografías

La técnica HDR nos ayuda a conseguir una imagen en que queden correctamente expuestas todas las zonas de la imagen, aunque hayan niveles de luminosidad muy diferentes y contrastados. Para obtener buenos resultados es importante tener en cuenta una serie de recomendaciones a la hora de tomar las fotografías como por ejemplo utilizar trípode, sino no será posible su posterior unión mediante software. Cable disparador (o control remoto o el temporizador de la cámara) para evitar movimientos como los causados al pulsar el botón de disparo.

Casa de Campo, Madrid. 3 fotografías

Tomar un mínimo de tres fotografías –mientras más contrastada es la escena más imágenes serán necesarias para obtener un correcto rango dinámico- en las que la diferencia de luminosidad sea por ejemplo de 1 paso EV, variando sólo la velocidad de obturación, ya que si se cambia la apertura habrán cambios en la profundidad de campo. Podemos ver si nuestra cámara permite horquillado (braketing) automático y así nos ahorramos el cambiar la velocidad manualmente. Utilizar aperturas cerradas para conseguir gran nitidez en las imágenes, no variar el punto de enfoque y utilizar el menor ISO posible.

Una vez tomadas las imágenes sólo nos falta la unión mediante software, en este caso será con la ayuda de Ps y Bridge...