martes, 30 de septiembre de 2014

Paseo por San Sebastián

Peine del Viento, de Eduardo Chillida

El primer fin de semana del viaje decidimos cambiar de aires y cambiar las montañas y los bosques por las ciudades y el mar. La primera ciudad en visitar fue Donostia (San Sebastián) capital de la provincia de Guipúzcoa, ubicada en la comunidad del País Vasco. Es una ciudad que tenía muchas ganas de conocer, en especial su Casco Viejo y la famosa bahía de la Concha.


Plaza de la Constitución

El Casco Viejo está delimitado por el monte Urgull, el río Urumea y la Bahía de la Concha y su corazón lo ocupa la plaza de la Constitución, de estilo neoclásico. Su edificio central fue, hasta la década de los cuarenta, el Ayuntamiento de la ciudad. Destaca por los balcones coloristas de los edificios que la rodean.

 Calle Mayor y Basílica de Santa María

En el casco antiguo también destaca la Basílica de Santa María, una impresionante obra barroca del siglo XVII que preside la calle Mayor en pleno Casco viejo de la ciudad.






Pero lo mejor es pasear por sus estrechas y hermosas calles sin olvidarse de pasar a probar unos pinchos, famosos por lo deliciosos que son. No hay que olvidar que esta zona posee la mayor concentración de bares del mundo.


Antes de terminar este paseo por la ciudad puedes echar un vistazo a la Catedral del Buen Pastor, construida en el siglo XIX está inspirada en las iglesias medievales de Alemania y Francia. Es la iglesia de mayor tamaño de toda la ciudad y se construyó con pizarra y piedra del monte Igueldo.


La Bahía de la Concha es la imagen más clásica de San Sebastián y también la más visitada y es que, darse un paseo por ella es hipnótico y relajador. Famosa mundialmente por su bahía casi perfecta, fue popularizada a mediados del siglo XIX por la reina regenta María Cristina que la declaró la capital del veraneo de Europa.




Monte Urgull


 Construcción Vacía de Jorge Oteiza

La playa de la Concha es la más céntrica de la ciudad y su kilómetro y medio puedes disfrutar de unas hermosas arenas doradas. En el centro de la bahía se encuentra la isla Santa Clara, declarada Centro Histórico de Interés Nacional hace 40 años. Si caminas hacia el este de la playa puedes llegar al Paseo Nuevo que bordea el Monte Urgull. En pleno paseo se alza imponente la escultura Construcción Vacía del artista Jorge Oteiza.



La bahía vista desde el monte Igueldo


Peine del Viento de Eduardo Chillida



Al oeste de la playa de la Concha se encuentra la playa Ondarreta que se extiende desde los pies del Monte Igueldo hasta el Palacio Miramar. Desde el monte Igueldo se tiene una vista aérea espectacular de la bahía. Y si das un paseo por la playa te encontrarás con el Peine del Viento, escultura realizada por el escultor Eduardo Chillida y el arquitecto Luis Peña Ganchegui. Un hermoso lugar para ver el atardecer.

Más información: San Sebastián