domingo, 21 de diciembre de 2014

Sobre las cámaras fotógraficas - Parte II

(Crédito de la imagen: Pop Chart Lab)

Después de hablar sobre las opciones básicas que tienen las cámaras fotográficas entraremos a hablar de las principales diferencias entre cada uno de los modelos. Para no alargarme demasiado (cosa que es difícil) hablaré sólo de sus características más destacables.


Una diferencia básica entre los distintos modelos de cámaras es que hay modelos que tienes opciones manuales y otras que tienen todo automatizado. Si eres de los que le gusta guardar recuerdos de momentos importantes, pero no quieres profundizar en los aspectos más creativos de la fotografía te interesan estas últimas. Dentro de esta categoría están las compactas básicas y los teléfonos móviles inteligentes, y con ellos, aparte de guardar tus recuerdos favoritos también podrás aprender lo más básico (no por ello menos importante) de fotografía como lo es el componer. Así que, sea por que prefieres este tipo de cámara o porque la tienes como una segunda opción, cada vez que la utilices procura cuidar tu composición.

Las compactas básicas eran hasta hace no mucho las más utilizadas por su facilidad de manejo y precio. Son cámaras pequeñas, por lo que son fáciles de transportar; sencillas de usar, ya que todas sus opciones son automáticas; tienen grandes pantallas LCD (para su reducido tamaño), su funcionamiento es silencioso y son rápidas a la hora de disparar. Las hay de diferentes precios y la mayor diferencia entre ellas son la resolución del sensor y el zoom. 

Las cámaras compactas básicas que todavía se siguen vendiendo bastante son las todo-terreno o resistentes que son similares a las anteriores, pero destacan por su resistencia (desde caídas leves), inmersiones a profundidad o salpicaduras (la profundidad máxima depende del modelo) y al frío sin necesidad de una carcasa extra. Son las más utilizadas por los amantes de los deportes (GoPro), en especial los extremos, también pueden ser un buen regalo para los niños (aquí las hay de casi todas las marcas) debido a su resistencia. 

Las cámaras de los teléfonos móviles inteligentes han avanzado tanto en los últimos años que incluso han desplazado las cámaras compactas más básicas ya que prácticamente hacen lo mismo, he incluso te permiten mucho más, ya que una de sus mayores ventajas es que puedes hacer todo el proceso que conlleva una fotografía digital en un sólo equipo: tomas la imagen, la editas y la compartes en un instante. Además es muy difícil que te lo olvides en casa por lo cual siempre lo tendrás a mano y disponible. No ocupa espacio extra en el bolso, incluso puedes llevarlo en el bolsillo de tu pantalón o chaqueta. Puedes entrar con el a cualquier lugar, incluso a los que no se pueda entrar con una cámara fotográfica. 

Entre sus principales desventajas está el consumo extra de batería, ya que todo el proceso antes mencionado hace que se consuma mucho más rápido. Además para poder compartir las imágenes se necesita una tarifa de Internet en el móvil y el hecho de subir imágenes consume muchos datos, por lo cual puede que prefieras compartir las fotografías una vez tengas disponibilidad WIFI. Su distancia focal suele ser fija y si tienen zoom este es digital lo que significa que mientras más zoom utilices peor calidad tendrá la imagen (ya hay algunas marcas, como Samsung y Nokia que están incorporando en algunos modelos zoom óptico). El tamaño, tanto de los sensores como de la óptica, es  más pequeño que el de una cámara compacta, especialmente porque estamos hablando de un teléfono, lo que significa que hay que ocupar el espacio del mismo para muchas más cosas aparte de la cámara; y esto hace que las imágenes funcionen bien en la pantalla del móvil, pero la cosa cambia cuando se visualizan en el ordenador o se llevan a papel.

Las compactas avanzadas están pensadas para quienes quieren algo más de lo que ofrecen los modelos más básicos, pero no quieren cargar con grandes equipos. También son utilizadas por muchos profesionales de la fotografía como segunda (o tercera) cámara, ya que las pueden llevar siempre consigo para fotografiar en cualquier momento. Los profesionales o aficionados a la fotografía urbana también las prefieren ya que los hacen pasar desapercibidos (como no es una cámara "profesional" los demás los ven como un turista más), teniendo más libertad a la hora de capturar esos momentos únicos que tanto esperan.

Destacan de las compactas básicas por tener un sensor algo mayor y de mayor calidad lo que da como resultado rangos dinámicos muy altos y niveles de ruido bastante comedidos. La calidad de los objetivos también suele ser mucho mejor, además de ser muy luminosos; por contra su zoom suele ser reducido (en especial en las gamas más altas) e incluso hay algunos modelos con focales fijas extremadamente luminosas. Tienen opciones manuales, lo que te permite avanzar muchísimo en fotografía, especialmente en los aspectos técnicos y creativos. Incluso hay modelos que tienen zapata para flash externo. Hay modelos que permiten capturar en RAW.

Uno de sus inconvenientes puede ser su precio, a partir de unos 400 € (algunos modelos superan los 2000 €), ya que hay DSLR por ese precio. Yo las recomiendo para personas que quieran aprender fotografía, pero por el motivo que sea no quieren cargar con una DSLR. Dentro de las de precio más comedido destacaría la PowerShot G16 (o modelos anteriores) de Canon, que da muy buena calidad de imagen, además de tener opciones manuales, zapata para flash, etc. Si no te importa gastarte más, he escuchado hablar muy bien de Fujifilm y de Sony entre las compactas avanzadas de alta gama, que destacan especialmente por sus lentes y por el tamaño de sus sensores.

Las cámaras puente o bridge, también conocidas como cámaras ultrazoom se caracterizan precisamente por ese motivo, un rango focal extremo. En apariencia se acercan más a una DSLR que a una compacta, aunque por dentro se parecen más a estas últimas, en especial en el tamaño del sensor. Pero es que su argumento de venta no es ese, sino el objetivo que ofrecen, por su distancia focal, calidad de las lentes y luminosidad. Además disponen de muchas funcionalidades y controles manuales, visor electrónico, posibilidad de RAW, etc.

En su contra está el tamaño del sensor, que como he mecionado más arriba suele ser similar a una compacta, por lo que su calidad de imagen también lo es. Además los procesadores también suelen se los mismos que los de una compacta, por lo que la diferencia con esta está en la lente.

Están pensadas para personas que buscan un equipo que les de un amplio rango focal sin tener que cambiar de objetivo, es decir para quienes les gusta fotografiar tanto parajes naturales como pequeño animales o incluso la luna. Si este es tu caso, es una buena alternativa, ya que tener un objetivo en una DSLR de estas característica significa desembolsar mucho dinero. Además con ellas podrás perfectamente aprender fotografía. Los modelos más destacables son Panasonic, Sony, Olypus, Nikon y Canon (de gama media y alta).
 
Las cámaras CSC (Compact System Cameras), al igual que las DSLR son cámaras de objetivos intercambiables, pero la principal diferencia entre ellas es su tamaño. Piensa en una CSC como si fuera una cámara DSLR a la que se le ha quitado el sistema réflex y se ha puesto el objetivo inmediatamente delante del sensor, ya que esta es la idea básica de su nacimiento, cámaras del tamaño de una compacta, pero de calidad de una DSLR. Sus sensores son de gran tamaño (las de gama alta llevan un sensor APS-C, al igual que las DSLR no "profesionales") por lo que dan una gran calidad de imagen. Sus objetivos son más pequeños que los de las DSLR, pero la desventaja que tienen con estas últimas, es que, al no haber nada entre el objetivo y el sensor, éste está más expuesto por lo que corres el riesgo de que se ensucie facilmente al cambiar de lente. Además tampoco tienen visor, aunque algunas lo traen como accesorio (visor electrónico). También permiten guardar en RAW.

Están pensadas para quienes quieran una cámara de gran calidad, pero de reducido tamaño, a las que además se les puedan cambiar los objetivos. Como ofrecen opciones manuales son otra gran alternativa para aprender fotografía. Las marcas más destacadas en este tipo de cámara son Sony, Fujifilm y Olympus. Las de más alta gama (y precio) Sony y Leica.

De manera general, podemos decir que las DSLR o simplemente réflex son las cámaras más utilizadas por los profesionales y aficionados a la fotografía. Sus funciones más destacas son un espejo de respuesta inmediata que envía la imagen al  visor y al sensor, un pentaprima que rectifica la imagen para que se vea correctamente al través del visor, un diafragma vinculado al objetivo y un obturador de plano focal detrás del espejo.

Todo esto ya lo poseían las cámaras del mismo tipo que utilizaban película, ya que, al igual que sus antecesoras están divididas en dos partes, el cuerpo de la cámara como tal y el objetivo. La característica más evidente que las diferencia de las "analógicas" es la pantalla LCD, pero hay mucho más, ya que su interior (el que es impenetrable para el usuario) es completamente diferente... hablamos del sensor, el procesador y toda la circuitería que no vemos que son los encargados de capturar, interpretar y reproducir la imagen.

Todas cuentan con opciones manuales que permiten tener total control creativo sobre las imágenes. Se pueden encontrar una gran cantidad de objetivos y accesorios para elegir. Sus sensores son de gran tamaño, siendo APS-C en las gamas bajas y medias y Full-Frame en las gamas profesionales. Todas llevan visor (sea óptico o digital), su sistema de enfoque es más rápido
(Sistema de enfoque por detección de fase) que en los modelos mencionados anteriormente (Sistema de enfoque por detección de contraste). En general todas permiten capturar en RAW.

Su principal inconveniente es que las más básicas están construidas en materiales de poca calidad, tienen menos opciones (no traen entradas a disparador de cable o para conectar flashes externos, entre otras muchas cosas) y las lentes que las acompañan también son de baja calidad y poco luminosas.

Otra de sus principales desventajas está su gran tamaño y peso, no es una cámara que se lleva en el bolso por si acaso, por lo cual si quieres hacer fotos, tienes que cargar con un bolso especial para ello. Estos inconvenientes son los que deberías tomar en cuenta a la hora de elegir una de ellas o cualquiera de los otros modelos mencionados ya que si quieres tener una excelente calidad será gastando mucho dinero y cargando con mucho material.

No quiero terminar este artículo sin mencionar otro modelo de cámara digital, las cámaras de fotmato medio, que son usadas sólo por profesionales o aficionados avanzados. Destacan por sus sensores de gran tamaño y lentes de gran calidad. Comenzaron su andadura digital con los respaldos digitales, pero poco a poco han ido surgiendo modelos completamente digitales. Su principal inconveniente es su alto precio, por lo que su mayor utilización es por parte de fotógrafos que trabajan en grandes empresas que las adquieren por la gran calidad que ofrecen. Entre los modelos más destacados están Hasselblad y Phase One.

Como ves hay muchos modelos de cámaras que te servirán si te quieres adentrar en el munco de la fotografía, así que ya no tienes excusa para dar el primer paso, si se quiere, se puede.